Connect with us

Mi hijo es gay:distintas reacciones al amor incondicional

Mi hijo es gay

MUNDO GAY

Mi hijo es gay:distintas reacciones al amor incondicional

Mi hijo se llama Ismael. En la casa le decimos maye de cariño, pero no entiendo porque sus amigos le gritan Máyela Guadalupe. Dios hizo a Adán para Eva, No Adán para Esteban. Mi vida, te hice una cita con Lolita. Te vistes y te portas bien machín, y no se te ocurra bailar como Madonna o pedirle que te diga Bibí .Mi hijo no es gay, lo que pasa es que es muy sofisticado para hablar, caminar y vestir. A mi hijo le encanta imitar a Laura León, obvio porque es su novia.

Rechazo, miedo, negación, llanto y hasta violencia pueden ser las primeras reacciones de una madre al saber que su hijo es gay, sobre todo cuando no tenían ni la menor idea; pero cuando tú desde pequeño diste señales súper obvias las cosas suelen cambiar, aunque hay algunas mamás a las que les encanta hacerse bien buey (como la mía).

Se dice que el amor de una madre es infinito, que no se compara a nada en el mundo, y la gran mayoría de las veces es así. Algunas al enterarse que su amado retoño le salió “diferente” ese amor parece esfumarse, para otras se fortalece o sigue igual que antes.

En la antigüedad las reacciones eran mucho más dramáticas. Antes ni de broma nadie salía del closet, y si la familia se enteraba hacían hasta lo imposible con tal de aparentar lo contrario (eso no ha cambiado mucho).

En la actualidad sigue habiendo mucha ignorancia, desinformación y miedos con respecto a la así llamada homosexualidad. La diferencia es que ya no nos quedamos callados ni de brazos cruzados

Distintas reacciones

Cuando una mujer (biológica, no de corazón) sabe que tendrá un bebe lo primero que piensa es “que nazca sano”, pero en cuanto sabe el sexo de este, se desborda en planes para él. Visualizan prácticamente toda su vida, en que kínder, primaria, secundaria, prepa y universidad asistirá, hasta con quien se casara y cuantos nietos quiere. Esto de alguna manera es el porqué de muchas de sus reacciones cuando algo no sale como lo hubieran querido. Únicamente piensan en ese momento en que ellas son las que sufren, son las decepcionadas, las frustradas, afectadas. De alguna manera se vuelven egoístas y solo se ocupan de pensar en lo que ellas están sintiendo. Aquí nada importan las clases sociales, razas o creencias religiosas ni mucho menos la preparación académica.

Aunque en pleno siglo 21 sigue existiendo un rechazo hacia la comunidad gay, han cambiado muchas cosas y la forma de tratar este asunto .En las escuelas por ejemplo hay más apertura para hablar sobre este tema. Los psicólogos tienen una idea totalmente distinta a la de hace algunas décadas. Hasta el Papa ha hecho comentarios más o menos “amables” al respecto. Esto ha facilitado un poco las cosas al grado que las nuevas generaciones deciden salir del closet siendo muy chavitos.

Mi hijo es gay

Las mamás que más suelen sacarse de onda son la de hijos que nunca dieron señales de sus preferencias sexuales. Ya sea porque eran muy masculinos, practicaban deportes rudos o eran novieros. Imagínate que llegues un buen día y le digas: “mamá, tu y yo tenemos algo en común, a los dos nos gustan los hombres”. La reacción más lógica es que le dé el mimisqui.

En cambio para algunas que se dan cuenta que sus vástagos se comportan de una manera algo distinta a la de los demás niños, su reacción no suele ser tan de asombro. Otras en cambio, al notar algo “raro”, hacen hasta lo que no por (según sus nervios) curarlos, enderezarlos o salvarlos de la perdición. Los llevan con psicólogos, sacerdotes, curanderos, prostitutas o les enjaretan a cuanta mujer se les ocurra. Las más drásticas los mandan a colegios militares. Otras al ver que ni casándolos a la fuerza se les quita esa “enfermedad”, de plano prefieren alejarse y gritar a los 4 vientos que su hijo ha muerto o que prefieren un hijo drogadicto que uno “joto” (así de locas payasas las hay).

Amor incondicional

Afortunadamente no todo es drama y experiencias desagradables. Existen mamás que, antes que nada, está el inmenso e incomparable amor por su hijo (no importa que este se vista de Ninel Conde).En cuanto sospechan que a su bodoque le gusta jugar a la comidita (imitando a Galilea Montijo) buscan informarse para saber cómo tratar esta situación. Tal vez al principio haya algo de drama, pero al final ese enorme amor que las caracteriza las hace entrar en razón.

Siempre hemos buscado la aceptación de nuestros padres, amigos, sociedad, cuando la única aceptación que deberíamos tener es la propia. Lo que opinen los demás de lo que elegimos en la cama es tan solo eso, su opinión personal, y definitivamente la vida no está hecha a base de opiniones personales.

Tu opinión es muy importante

Continue Reading
You may also like...

REVISTA G es una publicación enfocada en moda, entretenimiento, cuidado personal, sexualidad, turismo, entrevistas, reportajes y activismo LGBTI. ¡La revista para el hombre gay con estilo!

More in MUNDO GAY

Revista G_31_2http://www.revistag.com.mx/wp-content/uploads/2016/06/revistag_30_leer-1.jpg

LO MÁS VISTO

LAS GALERÍAS MÁS HOT

ENTRETENIMIENTO

20 disfraces gay para Halloween

By octubre 17, 2017

GALERÍAS

Conor McGregor al desnudo

By agosto 29, 2017

GALERÍAS

Galería: No Labs Needed

By agosto 18, 2017

ENTRETENIMIENTO

Los 10 hombres más sexys de Game of Thrones

By julio 18, 2017

GALERÍAS

LOS 10 HOMBRES CON BARBA QUE AMAMOS (II)

By diciembre 4, 2016
To Top